Uluru: La milenaria roca en medio de la nada

El sunset en Uluru, una de las vistas más populares de toda Australia. (Foto: Passport To)

“You think you got it, oh you think you got it, but have you got a rock where there is nothing at all?” (National Anthem of Straya)

Da igual cuántas fotos hayas visto de Uluru, y la idea que de este tremendo monolito hayas preconcebido a partir de ellas. Todo se irá al traste una vez que lo divises en lontananza por el ventanuco del avión. Y es que, literalmente, es una vasta roca erguida en medio de una llanura inabarcable para la vista, decorada ésta con estampado de camuflaje. Nada más en derredor. Si acaso, contadas columnas de humo que emanan de incendios ocasionales que ocurrían aquel día en el desierto.

La impresión crece a medida que uno se aproxima por tierra al pedrusco, que va creciendo en el parabrisas hasta que hay que curvar el cuello para admirarlo. Después,  la caminata que lo rodea es toda una experiencia, pudiendo apreciarse las diversas texturas de una formación geológica sucedida a lo largo de millones de años. El proceso de creación puede explicártelo alguno de los guías que trabajan en la zona, y es de lo más interesante.

Uluru es el nombre que los aborígenes otorgaron a esta maravilla natural, a la que también se conoce por Ayers Rock. Este nombre fue puesto hace casi 150 años por el explorador William Gosse, en honor al por entonces ministro británico de la región, Henry Ayers. Eso sí, por respeto a la cultura aborigen, para la que el monolito es un lugar sagrado, es preferible llamarla Uluru.

Por el mismo motivo, y como gesto de buena voluntad hacia la comunidad aborigen autóctona, los Anangu, el Gobierno australiano hará efectiva la prohibición de escalar la colina en octubre de este año, 2019. La ley tradicional de esta tribu siempre prohibió encaramarse a Uluru, aunque el país aún lo permite. Además, el trasiego de turistas a su cima está causando daños al medio ambiente que pueden acabar siendo muy perjudiciales para un entorno natural único.

Estudiar en Australia te permitirá experimentar ese lugar singular en la tierra, algo distinto a cualquier cosa que hayas visto antes. A sólo, por ejemplo, tres horas en avión de Sydney, el Parque Natural de Uluru – Kata Tjuta tiene otros deleites como la propia Kata Tjuta –otra formación rocosa similar a Uluru- o el Kings Canyon, etiquetado por algunos guías locales como lo más bonito de la zona.

Pero eso no es lo mejor de la experiencia. ¿Quieres saber qué? Coge tu saco de dormir, enrólate en uno de los muchos tours disponibles y prepárate para conocer los swags, dormir bajo las estrellas rodeado de Dingos y admirar con tus propios ojos esa roca en medio de la nada. ¡Entonces lo sabrás!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *