Consejos para ahorrar en la compra diaria

Si hay un gasto que tendrás fijo en Australia, además de la renta, ese va a ser el de la compra diaria. Algunos víveres son caros, en comparación al precio de venta en España, y comer saludable cada día puede poner las cosas un poco difíciles para los ahorradores. Por ello, aquí dejamos un par de consejos que quizá te ayude a seguir una buena dieta sin necesidad de que tu bolsillo se resienta.

Lo primero que deberías hacer es sacarte la tarjeta de fidelización del supermercado que te quede más cerca de casa. Los dos más populares en el país son Coles y Woolworths (Woolies, para los amigos), que vendrían a compararse al Mercadona y Alcampo, por así decirlo. Una vez formas parte de su programa de puntos, es fácil conseguir descuentos de cuando en cuando una vez acumulas una determinada cantidad de puntos. Además, siempre te van informando por email de promociones determinadas o maneras de conseguir puntos extra que te ayuden a alcanzar tu objetivo.

Y no sólo eso. Por ejemplo, Coles saca a veces una promoción en la que, por gastar 50 o 60 dólares en una misma compra a la semana, durante cuatro semanas seguidas, ¡te descuentan 50 $ en tu siguiente transacción! Nosotros hemos conseguido ahorrar 200 o 250 dólares en un año gracias a esta oferta.

Además de Coles y Woolworths, que acaparan casi el 80% del mercado australiano en el sector, hay otras opciones. IGA o Aldi son igualmente baratos en ciertos productos, y el segundo suele tener ofertas de cervezas regularmente. ¡Puede ser que encuentres allí Estrella Galicia, Mahou o Estrella Damm!

Y, si no eres amigo de las grandes cadenas de supermercados, siempre puedes sumarte al movimiento de los pequeños comerciantes en Australia, que buscan combatir el duopolio de las dos empresas predominantes. Por ejemplo, en Sydney, puedes pasarte por Paddy’s Market, en Haymarket, donde encontrarás producto fresco –frutas, verduras y vegetales- a unos precios muy competitivos. Como éste, hay decenas de mercados repartidos por la ciudad donde ahorrar en tu compra a la vez que echas una mano al comercio a pequeña y mediana escala.

Además, si vives en Sydney y eres un amante del pescado, no olvides pasarte por el Fish Market. Como su propio nombre indica, es una gran pescadería donde encontrar producto de mar de lo más variado. De acuerdo, no te sabrá como en España, pero no dejes de probar el salmón. Suele venir de las aguas de Tasmania, y ¡es delicioso!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *